Jovenes del 91



Ayer viernes tuvo lugar una asamblea con los jóvenes que quieren hacer el catecumenado para el sacramento de la Confirmación. Algunos no pudieron asistir, por lo que decidimos comenzar el próximo viernes día 4 de abril a las 21,30h. en el Inter. Haremos los grupos de trabajo, y cada grupo elegirá el día y hora para reunirse cada semana.
También ayer viernes tuvo lugar la primera actividad que ha programado la coordinadora de grupos de 1º2º3º4º ESO: proyectamos la primera parte de la película "Tráfico humano", que muestra la situación en que viven muchas mujeres en el mundo. Esta actividad se propuso entre otras, con motivo de la campaña de Manos Unidas, que aborda este año el objetivo de atender las necesidades de la mujer en situación de maternidad.

Segundo Domingo Pascua

Juan 20, 19-31

María de Magdala ha anunciado a los discípulos de Jesús su experiencia de que Jesús vive; pero ellos siguen encerrados en una casa con las puertas atrancadas por miedo a los judíos, por miedo a que les hagan a ellos lo mismo que a Jesús.

No basta saber que Jesús ha resucitado, no es suficiente escuchar el mensaje de Pascua: ¡Ha resucitado! A aquellos discípulos y a nosotros nos falta lo más importante, tener la experiencia de sentir vivo y presente a Jesús, en medio de nuestra vida.

Solo cuando Jesús ocupa el centro de nuestra vida, de la comunidad cristiana se convierte en fuente de vida y de alegría, de paz para los creyentes. En una comunidad cristiana se despierta la alegría, cuando en ella, en medio de todos es posible "ver" a Jesús vivo. Solo cuando Él sea el centro de nuestras reuniones, encuentros y asambleas...

Muchas veces somos nosotros mismos los que lo ocultamos, los que no dejamos que se "vea", que se note su presencia.

¡¡¡HA RESUCITADO, ALELUYA!!!

A ese hombre, a esa mujer, a ti, a mi, dice Dios: "Sal del sepulcro, levántate, vive, camina, en pie, vencedor, como un hijo de Dios, como mi Hijo".
Después de la preparación cuaresmal hemos llegado a las fiestas de Pascua. En un mundo lleno de contradicciones y muchos signos de muerte, ¡celebremos la vida!, ya que Dios nos invita a la fiesta. Desde la resurrección de su Hijo, valoramos la vida a pesar de cada muerte. Hemos sido invitados a la fiesta. No será una fiesta corta, de un día: serán 50 días de fiesta que marcan nuestra existencia como seguidores de Jesús Resucitado.
El que celebra la Pascua, tiene que vivirla, y el que vive la Pascua, no hace falta que se esfuerce mucho para ser testigo de la resurrección, le saldrá espontáneamente. Ser testigo de la resurrección es algo muy hermoso, pero dada la cultura de muerte que impera entre nosotros, exige mucho compromiso.
Ser testigo de la Pascua exige:
* Luchar contra todo lo que origina muerte y conduce a la muerte; luchar contra los violentos e injustos, contra los que siguen crucificando la vida y sembrando corrupción; defender la vida en plenitud, la naturaleza.
* Combatir las causas de la pobreza, las estructuras que oprimen y son insolidarias, el egoísmo que anida en el corazón del ser humano y en el corazón del mundo.
* Defender la libertad contra toda situación que conduce a la esclavitud, de las personas, de las familias, de la sociedad, de la Iglesia. "Para ser libres nos liberó Cristo" (Galatas 5,1) La Pascua es siempre la fiesta de la liberación.
* Trabajar por la paz. Jesús siempre ofrecía la paz a sus discípulos cuando se presentaba ante ellos. Un testigo de la pascua debe construir la paz, dondequiera que esté herida o amenazada.
* Ser testigo de alegría y esperanza, saber dar razón de nuestra fe ante todos aquellos que no creen y no esperan... No podemos ser conformistas.
* Vivir en la verdad, porque nos hemos acostumbrado a decir mentiras, a vivir en la mentira, a no sentir lo que decimos, a no expresar lo que pensamos y sentimos, a no cumplir lo que prometemos, a no ser lo que aparentamos, a no vivir lo que creemos. Tantas verdades a medias... La Pascua es transparencia total. El testigo de la Pascua procura desenmascarar la hipocresía de la vida.
* Vivir en el amor, ese es el secreto último de la Pascua, y la fuerza que lleva a la resurrección. El testigo de la Pascua es alguien que perdona, que comprende, que sufre, que comparte, que se entrega. En esta sociedad egoísta e inmisericorde, debe poner corazón en lo que vive.

LA PASCUA NO HA PASADO, EMPIEZA AQUÍ Y AHORA, MANOS A LA OBRA...


JUEVES SANTO





Vía crucis

El martes tuvo lugar el Vía crucis, preparado por los grupos de jóvenes de la Parroquia. Ellos se encargaron de diseñar el recorrido, de preparar las lecturas y reflexiones en cada estación, y los símbolos que se iban a utilizar en cada una.
Comenzamos en San Gregorio, debajo de la carpa habilitada para preparar los pasos, porque estaba lloviendo. Por un tiempo pensamos que habría que suspenderlo, o hacerlo dentro de la Iglesia, pero el tiempo nos dejó llevarlo a cabo tal y como estaba previsto.
La gente se va turnando para llevar la cruz, que nos sirve de referencia. El crucifijo es una imagen que la gente no suele ver, porque está en la sacristía de Santa María.
El camino se detiene en las diversas estaciones, y se reflexiona sobre los diversos momentos que vivió Jesús en el camino hacia la cruz.
Son momentos de oración, en los que sobrecoge contemplar a Jesús y sus sufrimientos camino de la cruz. También para dejarnos impresionar por el sufrimiento de tantas personas que hoy siguen pasando situaciones parecidas.
Hay unas cruces más sencillas que están situadas en diversos lugares del recorrido, para mostrar en qué momentos del recorrido nos vamos a parar para hacer la correspondiente reflexión. Después esas cruces son llevadas por las personas que lo desean. Es también un gesto importante: estar dispuesto a cargar con la cruz.
Agradecemos al Ayuntamiento, que cada año nos presta el coche con un buen sistema de megafonía, porque es tal el número de asistentes al via crucis, que de no ser así, los participantes no escucharían bien las lecturas y reflexiones. Desde aquí felicitamos al Concejal de Cultura y a su esposa, que acaban de ser padres.
Ya estamos en el atrio de Santa María, donde concluye el Via crucis. Aquí se puede ver la gran cantidad de participantes.

MISA CRISMAL (Contiene vídeo)


El Jueves Santo, hay una celebración importante, que el Sr. Obispo traslada al miércoles, para facilitar su asistencia a los sacerdotes. Se trata de la Misa Crismal. Se llama así porque es en ella donde se bendicen los óleos que se utilizan después en cada parroquia en la celebración de los sacramentos. El óleo para los enfermos, el óleo para los catecúmenos, y el Santo Crisma. Desde esa celebración en Plasencia, se llevan los óleos a cada parroquia de la diócesis, a través del sacerdote arcipreste, que es el encargado de hacerlo llegar. Se renuevan, así cada año, y se estrenan en la noche de Pascua, en la celebración de la Vigilia Pascual. En esta celebración también el obispo y los sacerdotes renuevan las promesas sacerdotales. Estas son las preguntas que el obispo hace a los sacerdotes para esta renovación solemne:
* ¿Queréis renovar las promesas que hicisteis un día ante vuestro obispo y ante el pueblo santo de Dios?

* ¿Queréis uniros más fuertemente a Cristo y configuraros con él, renunciando a vosotros mismos y reafirmando la promesa de cumplir los sagrados deberes que, por amor a Cristo, aceptasteis gozosos el día de vuestra ordenación para el servicio de la Iglesia?

* ¿Deseáis permanecer como fieles dispensadores de los misterios de Dios en la celebración eucarística y en las demás acciones litúrgicas y desempeñar fielmente el ministerio de la predicación como seguidores de Cristo, Cabeza y Pastor, sin pretender los bienes temporales, sino movidos únicamente por el celo de las almas?

Como veréis en las fotos la mayoría de los sacerdotes de nuestra diócesis estuvimos allí; algunos no pudieron por enfermedad o por atender algunas necesidades urgentes en sus parroquias.

video

VAMOS ENTRANDO EN LA SEMANA SANTA

Ayer jueves, asistieron más de setenta niños y niñas, de 5º y 6º de EP, a la Celebración del Perdón, que tuvo lugar en San Gregorio. Utilizaron un símbolo muy expresivo que fue el cardo, la zarza, pero también llevaron una hoja de aloe vera, que tiene pinchos, pero que tiene cualidades curativas, regenerativas. Así también las personas, hacemos daño a los demás con nuestros pinchos, pero tenemos posibilidades de hacer mucho bien.

Hoy celebramos la fiesta de Nuestra Señora de los Dolores. Hay que ver lo que le duele a una madre lo que le hacen a su hijo, ¡más que lo que le hacen a ella misma! La Virgen María sufrió y le dolió lo que le hicieron a su hijo. También estará sufriendo desde el Cielo, al ver a sus hijos que sufren aquí en la tierra. Hay personas que por estas fechas buscan qué pueden hacer como agradecimiento a la Virgen, hacen promesas de diverso tipo. Creo que lo que más agrada a la Virgen es que no sufran sus hijos, que aliviemos en lo posible su sufrimiento. No creo que le agrade mucho que aumentemos nuestros sufrimientos.

Esta noche y mañana tendremos la ocasión de celebrar sacramentalmente el perdón de Dios, por las veces que le fallamos a Él y a los demás. Dios siempre nos perdona, está siempre dispuesto a darnos una nueva oportunidad. Pero necesitamos expresar externamente ese perdón. Por eso celebramos todos juntos este sacramento.

El domingo de Ramos esperamos contar con la participación de muchos niños y mayores vestidos de hebreos y con sus ramos de olivo. Es una procesión de alegría: nos alegramos de haber conocido a Jesús de Nazaret.

UN MÉTODO PARA REFLEXIONAR EL EVANGELIO

Los textos evangélicos que te ofrece el librito de “El Evangelio” son Palabra de Dios. Por tanto, como no son cualquier cosa, has de leerlos y meditarlos con dedicación. Para ello te sugiero el siguiente método:

1. Comienza haciendo silencio en tu corazón; no vas a leer un libro cualquiera, sino el Evangelio, que nos transmite la Palabra de Dios. Reza unos instantes pidiendo con sencillez que el Espíritu te ilumine y te predisponga a la escucha.

2. Lee ahora despacio el texto evangélico escogido. Al leer no tengas miedo de subrayar aquellas palabras o expresiones que te parezcan más significativas. Procura captar los personajes que intervienen en el texto, lo que van haciendo, lo que se dice de ellos, sus actitudes de fondo, sus relaciones mutuas, cómo se van transformando a lo largo del texto... Relee, si es necesario, varias veces el texto.

3. A continuación, una vez hayas hecho una o varias lecturas en profundidad, piensa un poco sobre lo que el texto leído dice de Dios, de Jesucristo, de la Iglesia, de la vida del creyente y del cristiano, de ti mismo. Intenta captar el mensaje de fondo que subyace en el texto leído.

4. Déjate interpelar y revisa tu propia vida a la luz del Evangelio. ¿Qué distancias encuentras entre tu vida y lo que acabas de leer y reflexionar? ¿En qué debes cambiar o progresar para vivir más fielmente según el Evangelio?

5. Toma un compromiso concreto para ponerlo por obra a lo largo del día o de los próximos días. Es importante que la Palabra de Dios sobre la que has meditado se convierta en vida.

6. Acaba haciendo de nuevo oración. Dale gracias a Dios por lo que va obrando cada día en ti y en los demás; pídele perdón por la distancia que descubres entre su Palabra y tu vida; pídele también luz y fuerza para poner por obra el compromiso que has tomado.

Cierra tu Evangelio y ponte a vivir conforme a lo que has leído, meditado y rezado. Repite como la Virgen María: “Hágase en mí según tu Palabra” (Lc 1, 38).

REUNIÓN SACERDOTES ARCIPRESTAZGO

Ayer jueves nos reunimos de nuevo, como cada mes, los sacerdotes del arciprestazgo. La reunión fue el Valdetorres. Estuvimos dialogando sobre cómo seguir potenciando la fraternidad sacerdotal entre nosotros; sobre la iniciación cristiana; revisamos algunos de los acontecimientos diocesanos que han tenido lugar durante el último mes; cómo seguir potenciando el consejo de pastoral del arciprestazgo y las coordinadoras, especialmente la de catequesis y cáritas. Estuvimos viendo la posibilidad de organizar un encuentro de todos los niños y niñas que se están preparando para comulgar por primera vez, de todo el arciprestazgo.

¿CÓMO QUE NO EXISTE...?

"Un hombre fue a una barbería a cortarse el pelo y a recortarse la barba. Como es costumbre en estos casos entabló una amena conversación con la persona que le atendía. Hablaban de tantas cosas y tocaron muchos temas. De pronto tocaron el tema de Dios, y el barbero dijo:
Fíjese, caballero, que yo no creo que Dios exista, como usted dice.
Pero, ¿por qué dice usted eso?, preguntó el cliente.
Pues es muy difícil, -dijo el barbero-. Basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe. O dígame: ¿acaso, si Dios existiera, habría tantos enfermos, habría niños abandonados? Si Dios existiera no habría sufrimiento ni tanto dolor para la Humanidad. Yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas.
El cliente se quedó pensando un momento, pero no quiso responder para evitar una discusión.
El barbero terminó su trabajo y el cliente salió del negocio. Recién abandonaba la barbería, cuando vio en la calle a un hombre con la barba y el cabello largo (al parecer, hacía mucho tiempo que no se lo cortaba y se veía muy desarreglado). Entonces entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero:
¿Sabe una cosa? Los barberos no existen.
¿Como que no existen? -preguntó el barbero-, si aquí estoy yo y soy barbero.
¡No! -dijo el cliente-. No existen porque, si existieran, no habría personas con el pelo y la barba tan larga como la de ese hombre que va por la calle.
¡Ah!, los barberos sí existen, lo que pasa es que esas personas no vienen a mí, explicó el barbero.!Exacto! -dijo el cliente-. Ese es el punto. Dios sí existe; lo que pasa es que las personas no van a El y no le buscan por eso hay tanto dolor y miseria".

LOS SEGLARES

Un seglar o un laico es una persona que cree en Jesucristo, está bautizado y no es ni sacerdote ni religioso o religiosa. Los seglares o laicos, mujeres y hombres, son la inmensa mayoría de los que forman la Iglesia. El seglar o laico se compromete libremente a vivir conforme a los criterios del evangelio de Jesucristo. Todo seglar, individual o asociado a otros tiene dos tipos de compromiso: los que tiene que vivir o realizar en el interior de la misma Iglesia, y los que tiene que vivir fuera de la comunidad cristiana, en el mundo, en el ambiente en el que se desenvuelve su vida (todos los asuntos o trabajos o medios que el ser humano organiza, crea o realiza para el cuidado de la vida humana, para vivir con dignidad y lograr la felicidad). A esto último se refiere Jesús cuando dice "vosotros sois la luz del mundo, vosotros sois la sal de la tierra, vosotros sois la levadura en la masa": en la sociedad seréis como la levadura o como la luz o la sal que lo transforman todo. "Que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos"


Día del SEMINARIO

Cada año, bien el día de San José o cerca del mismo, celebramos el Día del Seminario. Este año, por coincidir esas fechas con la Semana Santa, se ha anticipado al domingo 5º de Cuaresma -9 de marzo-.
Es una buena ocasión para recordar la importancia de los sacerdotes en la comunidad cristiana, así como en la necesidad de que haya jóvenes que, desde la comunidad, descubran la llamada del Señor para responder con generosidad y dedicación. Nuestra parroquia se alegra especialmente este día porque dos de nuestros miembros -Jesús y José Antonio- están en el Seminario preparándose para madurar su vocación al sacerdocio. Nosotros, desde nuestra parroquia oramos esecialmente este día por ellos para que sigan creciendo y madurando como cristianos y, cuando llegue el momento, puedan entregarse al servicio de la comunidad cristiana y del mundo desde su misión de sacerdotes.
En la delicada tarea de promover y formar las vocaciones sacerdotales debe estar implicada toda la comunidad cristiana. Hemos de reforzar nuestra fe y esperanza en la convicción de que Dios sigue llamando y suscitando a personas, capaces de dedicarse al servicio de los hermanos en el sacerdocio. Hoy sigue habiendo jóvenes que se sienten atraídos porla causa de Jesús y animados a entregar su vida por ella. En el Día del Seminario hemos de agradecer el testimonio de tantos sacerdotes que viven con gozo el haber sido escogidos y enviados por la Iglesia como pastores.
Nosotros hemos de hacer nuestro el lema de este año: "Si escuchas hoy su voz" y seguir posibilitando en nuestra comunidad parroquial un clima adecuado para las vocaciones sacerdotales.

PREGÓN de Semana Santa 2008

Como cada año, hemos celebrado el PREGÓN de Semana Santa como anuncio de los días en que la comunidad cristiana celebramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Ha sido el viernes, 7 de marzo, a las 9 de la noche en la iglesia de Santa María.
Este año ha tenido un desarrollo muy diferente a los anteriores. Se ha seguido la idea que Javier Hernández propuso al Consejo de Pastoral parroquial. Fue acogida y desde ese momento se pusieron todos los medios necesarios para que se llevase a cabo según la idea original que tenía varios objetivos: ser el anuncio de la Semana Santa de este año; hacerlo partiendo de dos poesías entrañables de nuestro poeta Luis Chamizo; motivar para que en él participasen bastantes personas-grupos y colectivos. Javier se encargó de asumir la motivación y coordinación de los mismos; su trabajo y empeño ha sido muy meritorio.
Así, en el pregón de este año han participado directamente: catequistas de niños y jóvenes, niños de 4º de primaria, jóvenes de los grupos parroquiales, cofradías, banda municipal, coral "Villa de Guareña". El Ayuntamiento y la Concejalía de Cultura han colaborado para preparar el lugar, aportar recursos materiales necesarios y, sobre todo, han posibilitado la intervención de la banda y la coral.
La iglesia estuvo llena y esperamos que nos haya motivado para en los próximos días celebrar la Semana Santa en clave cristiana, participando en todas las celebraciones previstas en la parroquia. El horario de las mismas aparece al margen de este blog.

Preparando la Semana Santa

Las Cofradías del Stmo. Cristo del Silencio y Mª Stma. de la Amargura y la de la Santa Cruz y Ntra. Sra. de los Dolores, integantes de la Unión de Cofradías de nuestra parroquia de Santa María y San Gregorio de GUAREÑA andan estos días especiamente "atareadas" para preparar bien los actos que celebraremos a lo largo de la Semana Santa. Es una buena ocasión para que tomemos conciencia de lo que deben significar estos días para nosotros: contemplar a Jesús en el camino hacia la muerte y la resurrección y hacer los compromisos adecuados para ser testigos suyos en nuestro pueblo. Por eso tenemos que purificar de los actos que organicemos todo lo que pueda "despistarnos" en lo que realmente pretendemos.
Las Cofradías están haciendo llegar el programa de las distintas celebraciones. También en nuestro BLOG parroquial hemos puesto el horario y, más cerca de Semana Santa, la parroquia editará unas hojas sencillas para que todos conozcamos los horarios de las celebraciones.

Reuniones de PADRES


El lunes, 3 de marzo, nos reunimos los padres -más bien madres- de los niños y niñas que participan en los grupos de catequesis de 5º y 6º de Primaria. La reunión estaba prevista en la programación del curso. Una parte nuclear de nuestra vida es la convivencia familiar y por ello la necesidad de potenciar unos valores en ella para que los hijos crezcan como personas y como cristianos. Estuvimos tratando el tema "Educar en la RESPONSABILIDAD", vimos la importancia del mismo y como es un pilar fundamenal para que los hijos e hijas construyan su personalidad.

El martes, 4 de marzo, nos reunimos los padres y madres de los niños de 4º de Primaria. Nuestros hijos proximamente seguirán en la catequesis temas relativos a la Eucaristía como preparación para la celebración de la 1ª Comunión. Nos parecía que era necesario que nosotros recordásemos la importancia que tiene para los cristianos el sacramento de la EUCARISTÍA para poder transmitírselo a nuestros hijos y éste fue el tema sobre el que reflexionamos mediante dinámicas activas que nos dieron la posibilidad de espresarnos y descubrir juntos cómo podemos potenciar una vivencia adecuada de la Eucaristía

5º DOMINGO CUARESMA: La Resurrección y la Vida

Según un sondeo llevado a cabo por una revista francesa, un 42% de los franceses opinan que con la muerte se termina todo. Sólo un 45% afirma que la muerte es el paso hacia «otra cosa». Un 38% de personas que se dicen «católicas» creen que no hay nada después de la muerte. Por el contrario, un 29% de ateos creen en alguna forma de vida más allá de la muerte.

Cuando se pregunta directamente por esa «vida después de la muerte», unos creen en la resurrección, otros en la reencarnación; un 42% piensa que podemos comunicarnos con los muertos; un 46% estima que hay que tomar en serio lo que nos dicen quienes «han vuelto» de la muerte. Es cada vez mayor el éxito de los libros que abordan estas cuestiones.

En ambientes más científicos se considera la muerte come «un proceso normal de degradación biológica»; pero, cuando se pregunta a cada científico personalmente, muchos son incapaces de sostener que el ser humano es una simple máquina bioquímica perfeccionada cuyo destino es la nada. «El problema no es que el hombre tenga que morir; sino que yo me voy a morir» (André Malraux). Todos los vivientes mueren, pero sólo el hombre sabe que debe morir. Ahí está su grandeza y también su problema.

Cuando los cristianos hablamos de «resurrección» no pretendemos saberlo todo ni comprenderlo todo. No se trata de imaginar, de inventar… La actitud básica de quien cree en la resurrección de Cristo es una actitud de confianza en un Dios que nos mira con amor.

No estamos solos ante la muerte. Hay un Dios que no nos va a defraudar. En el interior mismo de la muerte nos espera el amor infinito de Dios. Cada uno hemos de responder a la pregunta de Cristo: «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto vivirá... ¿Crees tú esto?»

CON MOTIVO DEL 8 DE MARZO

El día 8 de Marzo es el Día de la Mujer trabajadora. Un día en el que recordamos aquel 8 de Marzo de 1908, cuando: “129 trabajadoras de la fábrica Cotton de Nueva York, iniciaron una huelga para protestar contra las condiciones de trabajo a las que se encontraban sometidas. Todas murieron en el interior de la fábrica cuando se declaró un incendio y el patrón hizo cerrar las puertas”.

Es importante destacar los avances que desde entonces se han producido en la defensa y el reconocimiento de los derechos de las mujeres. Pero hoy, sigue siendo necesario denunciar las desigualdades que viven y sufren muchas mujeres en nuestros pueblos, en nuestro mundo.

*En el mundo:
+ El 70% de los pobres son mujeres.

* En España:
+ La tasa de paro femenina es del 10,5%, la masculina 6,2%.
+ Ganan una media del 32% menos que el hombre.
+ La cuantía de las pensiones es menor en las mujeres.
+ 89 mujeres murieron víctimas de la violencia de género en 2007

* En la Región de Extremadura:
+ Ocupan las categorías laborales más bajas
+ De las 113.900 mujeres dadas de alta en la Seguridad
Social, 49.300 tienen contratos temporales
+ De las 175.600 mujeres en condiciones para trabajar,
35.600 están paradas.
+ El colectivo de personas mayores está a cargo de la mujer.
+ La maternidad provoca graves situaciones de discriminación

Como seguidores y seguidoras de Jesucristo, queremos vivir este 8 de Marzo, como una llamada al compromiso, la denuncia y la reivindicación,“…reconocer su independencia en cuanto persona y la igualdad de sus derechos a participar en la vida económica, social, cultural, política” (Pablo VI, Octogésima Adveniens, 13)


(Tomado del comunicado del Secretariado Diocesano de Pastoral Obrera de la Diócesis de Plasencia)

¿QUÉ VOTAR?

(Tomado de Revista Alandar nº246, marzo 2008, Rafael Díaz Salazar)

A nadie, en su sano juicio, se le ocurriría buscar un programa de gobierno o un código legislativo en el Evangelio. El Evangelio no dice cuál es el mejor programa político.
La experiencia cristiana influye en la vida, en la acción y en las opciones políticas de las personas. Esta experiencia nos da una forma de ver la vida, contiene unos valores, nos impulsa a una transformación de la realidad, porque el Reino de Dios “está aquí”, en la historia concreta que vivimos.
Ante cualquier cosa que vivamos los cristianos, no encontramos una respuesta directa y exacta en los Evangelios. Tenemos que hacer un discernimiento para tratar de descubrir de qué manera la inspiración cristiana se puede traducir de forma lo más coherente posible en acciones concretas.
Según el Evangelio, lo central en esta vida es que los que sufren dejen de sufrir. Esa es la buena noticia: esto es lo que quiere Dios, y en lo que está empeñado. Jesús así lo anunció con obras y palabras.
Para el discernimiento cristiano de la política, no basta con releer el Evangelio, buscar la forma de hacer realidad sus valores y analizar los programas de los partidos. Es esencial realizar estas tres cosas poniéndonos en el lugar de los que sufren por el empobrecimiento y la injusticia.
“Todo es según el dolor con el que se mira” (M. Benedetti)
Por eso habría que mirar las propuestas para una justicia mundial (¿qué proponen los partidos sobre distribución de riqueza, deuda externa, empresas transnacionales, derechos humanos, comercio justo y soberanía alimentaria, acceso a medicamentos, control del comercio de armas, ecología, cooperación al desarrollo?)
Habría que ver sus propuestas para un orden social nacional (¿qué proponen los partidos en tema de migraciones, actuaciones en el campo de la marginación, planes para las poblaciones más empobrecidas, vivienda, educación, salud, desigualdad social?), las políticas económicas y fiscales (si apuntan a una mayor justicia social).
A la hora de decidir el voto, la conciencia es la única que manda y el respeto a la conciencia es sagrado. Es la conciencia de cada uno la que tiene que ver qué partido puede realizar una política que se acerque más a la erradicación del sufrimiento de los últimos.

Primer Encuentro de BANDAS en Guareña

Ayer, domingo, 2 de marzo, tuvo lugar en nuestro pueblo el primer encuentro de BANDAS de MÚSICA. Participaron las bandas de Calamonte, Navalmoral de la Mata y Guareña.
Interpretaron distintas marchas procesionales.
Mereció la pena asistir al recital conjunto a pesar de privarnos de disfrutar de una expléndida tarde de campo.
Fue organizado por el Ayuntamiento de Guareña.
A la vez pudimos gozar del maravilloso marco donde se celebró el acto: nuestro templo parroquial de Santa María. La parroquia se alegra de poder poner a disposición de todo el pueblo este lugar, orgullo y patrimonio de los guareñenses, para actividades culturales tan dignas como la que ayer pudimos disfrutar.

Los JÓVENES se reúnen para preparar el Via-Crucis

El pasado viernes, 29 de febrero, se reuniéron los representantes de los grupos parroquiales de jóvenes de 3º y 4º de ESO y del catecumenado de confirmación para preparar el Vía Crucis del martes santo, día 18 de marzo, al que estamos convocados todos los miembros de la parroquia. Lo están preparado los jóvenes y ellos, como cada año, tendrán una implicación especial. Disribuimos las estaciones del Via-Crucis entre los distintos grupos y en los días que quedan trabajarán y reflexionarán para ayudarnos a vivir y actualizar el camino de la cruz que Jesús recorrió.
Comenzaremos a las 11 de la noche en la Iglesia de San Gregorio. Haremos el siguiente recorrido: Pza. de San Gregorio, Malfeitos, Nueva, Atrás, parque de San Ginés, Cañadilla y Castillejo. Le concluiremos en la Iglesia de Santa María.
En la misma reunión se informó de dos Encuentros de Jóvenes que se van a celebrar en la diócesis: Encuentro de Movimientos de Jóvenes de Acción Católica -8 de marzo en Huertas de Ánimas- y Jornada Diocesana de Jóvenes -15 de marzo en Navalmoral de la Mata-. Informarán en sus grupos e intentarán participar para conocer a otros jóvenes cristianos e intercambiar nuestras experiencias.

La catequesis ayuda a los niños a crecer como cristianos


Cada semana del año los distintos grupos de niños y niñas de catequesis parroquial se reúnen con sus catequistas para crecer en el descubrimiento de Jesús e intentar llevar a cabo su mismo estilo de vida.
Comienzan la catequesis en 3º de Primaria y muchos de ellos continúan, al menos, hasta que se confirman. Queremos que la catequesis no esté pensada sólo para recibir sacramentos sino como un proceso continuo de educación en la fe. Bien es verdad que cuando reciben los sacamentos de la penitencia, eucaristía y confirmación, siguiendo este proceso en continuidad, lo celebran con más sentido.


En todo ese proceso son acompañados en grupo por las catequistas que hacen esa labor tan hermosa con plena disponibilidad. También queremos que cada vez más se impliquen los padres.